Share

Libertad & Perplejidad en pandemia Covid-19 de 2020


 

La libertad implica libertad de pensamiento y libertad de acción.  Pero ante la situación de pandemia que vivimos, con un virus que amenaza la vida de todos nosotros y provoca una gran crisis sanitaria y económica,  la libertad se ha visto trastocada.  Un factor clave que está haciendo tambalear a la libertad es la perplejidad.  

¿Cómo afecta la perplejidad a la libertad? Por una parte, hemos de tener en cuenta que vivimos una situación en la que estamos inmersos en la enfermedad, muerte, y confinamiento con las consecuencias físicas, psicológicas, económicas y sociales que conlleva. Este escenario se caracteriza por la incertidumbre. Por otra parte, la información que nos llega desde los medios de comunicación y redes sociales se ha caracterizado por ser incoherente y confusa.

Incertidumbre, incoherencia y confusión, producen en las personas perplejidad y desde la Psicología sabemos que la perplejidad se caracteriza y provoca desconcierto, tensión, problemas para focalizar la atención, ansiedad y/o bloqueo para tomar una decisión y dar una respuesta acertada ante una situación.  Provocar perplejidad en las personas afecta a sus pensamientos y a sus acciones y dificulta pensar y desarrollar su propio juicio y capacidad de crítica, incluso puede lograr que la persona llegue a creer suyos pensamientos que revolotean en la atmósfera social o más concretamente en su entorno de amigos y de familia. Y creyéndose privada de libertad de acción por las medidas tomadas en esta pandemia, se vea privada además de libertad de  pensamiento, convirtiéndose en una persona más vulnerable y manipulable, y más peligroso aún, sin percatarse de ello.

Información   Influye, condiciona Perplejidad   Influye, condiciona   Libertad

Libertad y Perplejidad exigen pensar, esforzarse en entrar en nosotros mismos y elaborar nuestro propio juicio libre de prejuicios (esta diferencia la explica muy bien Maite Larrauri).  Para afrontar esta pandemia, es fundamental parar y PENSAR ¿Qué es para ti la libertad? Ya seas niño, adolescente o adulto, porque la libertad no tiene edad. Piensa y elabora tu opinión a partir de tu propia reflexión. No des por hecho ni te dejes llevar por la opinión de los demás, y una vez hayas elaborado tu propio juicio pasa a la acción de la que serás responsable. Cada persona tiene la posibilidad de ser capaz de hacer su elección correcta y responsable gracias a su propia libertad, y desesclavizarse de la perplejidad causada por los mensajes que la manipulan. Elije qué quieres HACER tú para combatir esta pandemia y salvar vidas.

Lecina Fernández. 15-11-2020
Psicóloga Especialista en Psicología Clínica.